Written by Dr. Jorge Calvo de Mora

¿Cómo es un correcto cepillado de dientes?

Da igual que utilices un cepillo manual o eléctrico, hay algunas prácticas que seguro que estás haciendo mal, por eso hoy en el blog os damos cómo debe ser el cepillado de dientes ideal.

No te laves los dientes inemediatamente después de comer. Se recomienda esperar al menos 30 minutos ya que si hemos comido alimentos o bebidas ácidas puede ser contraproducente y hacer que esos ácidos ataquen con el cepillado aún más al esmalte porque todavía sigue en nuestra boca. Así que no olvides siempre esperar un tiempo prudencial y enjuagarte la boca con agua. Lo mismo sucede si vomitamos y nos queremos lavar los dientes justo después para eliminar ese mal sabor de boca pero de nuevo y por el mismo motivo se debe esperar.

¿Cuántas veces debemos lavarnos los dientes? Siempre se ha dicho que después de cada comida y es lo cierto pero nunca más de cuatro veces ya que una limpieza excesiva también puede ser perjudicial y dañar la raíz. Lo que nunca debemos olvidar es el cepillado de antes de irnos a dormir puesto que es cuando menos saliva produce nuestra boca y cuando más estamos expuestos a caries y enfermedades periodontales.

¿Y durante cuánto tiempo? Una de las cosas que se suele decir a los pacientes es que el mismo tiempo que dura una canción, es decir, aproximadamente 2 minutos.

¿Cuál es la mejor técnica? Muchas veces se ha hablado de si es mejor hacer en círculos o en movimientos verticales, la realidad es que son muchas las investigaciones que se han hecho al respecto sobre el tema y lo mejor es hacerlo como más cómodo te sientas porque no hay ninguna que se haya probado que se la más eficiente. Lo único que debemos tener en cuenta es que siempre el movimiento debe cubrir desde la encía hasta el final del diente.

No podemos olvidar tampoco que existe la parte trasera de los dientes, el paladar y la lengua donde también se acumulan bacterias pero que suelen ser las grandes olvidadas durante el cepillado dental.

En otros artículos ya lo hemos comentado pero volvemos a repetirlo puesto que es importante no apretar demasiado, es decir, sujetar el cepillo y frotarlo como si le estuviéramos sacando brillo a los dientes pero nunca hacer mucha fuerza porque estaremos dañando las encías y el esmalte.

De igual manera, el cepillo que utilicemos debe ser de cerdas banclas para no abrasar los dientes

Y por último, además de atender a todas estas recomendaciones no podemos olvidar la neceisdad de llevar una dieta sana y equilibrada y evitar el consumo de azúcares y ácdos para mantener una boca sana.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies