Written by Dr. Jorge Calvo de Mora

¿Cómo es el postoperatorio tras una cirugía ortognática?

¿Sabías que el 10% de la población necesita someterse a una cirugía ortognática? Todos estos pacientes necesitan corregir alguna deformidad dentofacial relacionada con la masticación, la respiración o la estética facial. Éstos son datos obtenidos a través de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM) que, afirma que muchas de estas personas no se someten a este procedimiento a pesar de su necesidad.
¿Cuáles son las principales razones por las que no lo hacen?
  • Normalmente una de ellas es la falta de información sobre este tipo de intervención, ya que como hemos comentado en artículos anteriores, no se trata de una especialidad muy conocida entre el público en general.
  • El miedo es otro de los factores determinantes para no someterse a una cirugía de este tipo.
  • No conocer a ningún cirujano maxilofacial que pueda guiarles, informarles y darles la confianza necesaria durante todo el procedimiento.

Desde la Clínica Calvo de Mora y como expertos en cirugía maxilofacial y cirugía ortognática, queremos transmitiros nuestra total disposición para realizar una cirugía de este tipo. Además, durante los últimos años, este campo ha evolucionado de forma notable por lo que podemos contar con una planificación digital de la intervención con antelación, mejoras en las técnicas anestésicas y el instrumental de corte óseo por lo que los resultados son muy satisfactorios. No obstante, es importante confiar sólo en profesionales que cuenten con una amplia experiencia, las mejores instalaciones y la aplicación de las últimas tecnologías.

Ahora bien, ¿cómo es el postoperatorio de este tipo de cirugía que tanto suele preocupar a los pacientes?

Estamos ante un procedimiento menos invasivo que hace años, por lo que la intervención tiene una duración media de 2 horas en la que se realiza un tratamiento combinado para restablecer por un lado, la funcionalidad, y por otro, la armonía del rostro.

Durante las primeras semanas tras la cirugía se debe llevar una dieta líquida con alimentos muy suaves absorbidos preferiblemente a través de una pajita. También se deben llevar unas bandas elásticas en los huesos maxilofacial, se debe dormir semitumbado para mejorar la respiración y es normal que no se pueda hablar con total normalidad.

Dos semanas después todos estos síntomas van mejorando y se puede comenzar con una dieta blanda y la práctica de ejercicio moderado como pasear o practicar yoga. En ningún caso se deber´na realizar deportes de contacto.

No obstante, cada intervención y cada paciente es distinto, por lo que nosotros nos encargamos de dar las indicaciones necesarias en cada caso para que la recuperación y el postoperatorio sea lo más satisfactorio posible.

Después de todo ello, se podrá volver a tener una vida normal pero con una estética y funcionalidad facial totalmente recuperada.

Si quieres más información, consulta con nuestro equipo de expertos maxilofaciales en el 914 35 82 71.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies