La ortodoncia ha avanzado enormemente durante los últimos años. De hecho, gracias a los resultados que ofrece, es uno de los tratamientos más solicitados entre los pacientes que visitan nuestra clínica dental en el barrio Salamanca. Consta de diferentes fases: alineamiento, nivelación y corrección de mordida, entre otras. Pero ¿qué sucede cuando se retira el aparato? En este post te lo contamos.

¿Qué son los retenedores?

La retención es la última fase de la ortodoncia. Se trata de una de las más importantes, pues se encarga de mantener en el tiempo los resultados conseguidos con el tratamiento. Y ¿por qué es necesario llevarla a cabo? Los dientes tienden a volver a su posición inicial, por lo que para impedirlo es imprescindible utilizar retenedores. Por tanto, cuando te quiten el aparato, no olvides que es fundamental ser responsable y hacer uso de ellos.

¿Qué tipos existen?

Concretamente existen dos tipos de retenedores:

  • Retenedor fijo: se trata de un pequeño alambre de metal muy fino que se adquiere a la cara interna de los dientes. Se coloca de canino a canino, es muy cómodo y totalmente imperceptible. Tal y como su propio nombre indica, no puede ser retirado por el paciente. En caso de que se despegue, la mejor opción es acudir a tu clínica dental para que te lo vuelva a colocar adecuadamente tu ortodoncista.
  • Retenedores removibles: son unas férulas transparentes hechas a medida en un material termoplástico. Se colocan, generalmente, durante las horas del sueño. No obstante, el tiempo de uso lo recomendará el ortodoncista en función de las necesidades de cada persona. Es esencial que cuando no estén colocados en boca, se guarden en su caja correspondiente, lavándolos previamente con agua tibia y jabón neutro para que no se alteren sus propiedades.

Lo ideal es combinar el uso de ambos retenedores. De todos modos, todas las indicaciones te las proporcionará tu ortodoncista.

¿Se deben usar de por vida?

Volviendo a la pregunta que da título a este post, lo cierto es que los retenedores después de la ortodoncia sí deben ser utilizados de por vida. Como acabamos de mencionar, los dientes están en continuo movimiento, por lo que, si quieres que tu sonrisa se mantenga exactamente igual que después de terminar tu tratamiento de ortodoncia, es de vital importancia que tus retenedores los utilices para siempre. Si no lo haces, tus piezas dentales volverán a moverse.

En Calvo de Mora contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de proporcionarte todas las recomendaciones que necesitas tanto durante como después de tu tratamiento.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Madrid. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, no olvides que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

https://www.clinicacalvodemora.es/