Frecuentemente vienen a nuestra clínica dental en el barrio Salamanca pacientes preocupados por la estética de sus dientes. Una de las situaciones más comunes es el oscurecimiento o amarillamiento de únicamente una pieza dental con respecto a las demás. Pues bien, esta suele ser un indicador de un diente muerto. Pero ¿qué es exactamente y cuáles son sus causas? ¡Descubre todos los detalles en este post!

¿Cuáles son las partes de un diente?

Para saber qué es un diente muerto, es esencial conocer cuáles son las partes que componen una pieza dental. Como ya sabes, un diente está formado por diferentes capas:

  • Esmalte: es la capa que recubre el diente y el tejido más duro del organismo. Es translúcido e insensible, ya que no tiene terminaciones nerviosas.
  • Dentina: debajo del esmalte se encuentra la dentina, que es la encargada de aportarle color al diente.
  • Pulpa: es la parte más interna del diente, donde se localizan todos los nervios dentales.

Y ¿qué es un diente muerto?

Un diente muerto o desvitalizado es aquel que se ha visto afectado por una necrosis pulpar, en el que ya no existe riego sanguíneo. Para detectarlo es esencial acudir a tu clínica dental de confianza, pues es probable que a priori no identifiques el problema. No obstante, existen dos signos que pueden ayudarte a distinguirlo: el dolor y el cambio de color del diente.

Causas de la muerte de un diente

Principalmente existen dos factores de riesgo que suelen ser los causantes de la muerte de un diente:

  • Caries en estado avanzado: se produce cuando una caries no ha sido tratada y ha avanzado hasta la pulpa dental, inflamándola hasta el punto de degenerarla por completo. Por ello, siempre insistimos en la importancia que tiene acudir periódicamente al dentista para evitar que sucedan este tipo de problemas.
  • Traumatismo dental: cuando un diente recibe un golpe demasiado fuerte o se fractura, la pulpa dental queda resentida, llegando a perder su vitalidad. En estos casos, lo más importante es acudir al dentista lo antes posible para evitar que el problema se agrave.

La solución dependerá de cada paciente. Es necesario estudiar y valorar muy bien cada situación, puesto que el tratamiento puede ir desde una endodoncia, pasando por un blanqueamiento interno, hasta la colocación de una carilla o la extracción de la pieza.

Recuerda que en Calvo de Mora contamos con un equipo de especialistas en odontología general que se encargará de estudiar tu caso y recomendarte la mejor solución en base a tus necesidades.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Madrid. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, no olvides que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

https://www.clinicacalvodemora.es/