La sonrisa de los más pequeños es sin duda la más importante para nosotros. Por ello, todos los pacientes infantiles que visitan nuestra clínica dental en el barrio Salamanca son tratados de forma especial, con mucho mimo y cuidado. En este sentido, la mordida abierta es un problema común entre los más pequeños. Pero ¿qué es, cuáles son sus causas y cómo detectarla? ¡Descubre las respuestas en este post!

¿Qué es la mordida abierta?

La mordida abierta es una alteración facial que consiste en la falta de contacto entre los dientes superiores y los inferiores. Principalmente, existen dos tipos de mordida abierta:

  • Anterior: esta es la más común en niños y consiste en la imposibilidad de encajar los dientes frontales superiores e inferiores al morder.
  • Posterior: en este caso son los dientes traseros los que no llegan a contactar entre ellos al cerrar la boca.

Además de la estética, se ven afectadas las funciones masticatorias y fonatorias, llegando a producirse dificultades en el habla o problemas digestivos.

Causas de la mordida abierta

La deglución atípica es un problema frecuente en niños en crecimiento. Se trata de una malposición de la lengua debido a unos hábitos inadecuados adquiridos por el niño sin darse cuenta como por ejemplo chuparse el dedo. A la hora de tragar saliva o los alimentos, es decir, de deglutir, pone la posición de la lengua de forma incorrecta. Este hecho suele hacer que se produzca una mordida abierta.

La lengua es el músculo más potente de nuestro organismo. El hecho de que el niño esté constantemente empujando los dientes hacia afuera con la lengua va a producir la mordida abierta de tal forma que en vez de que todos los dientes estén en contacto, solo van a estar en contacto los dientes de atrás.

Además de la deglución atípica, existen otra serie de factores que influyen en la mordida abierta como, por ejemplo:

  • Problemas de la articulación temporomandibular.
  • Problemas esqueléticos debidos a causas genéticas.

¿Cómo detectar la mordida abierta en niños?

Volviendo a la pregunta inicial, para detectar si tu hijo tiene mordida abierta, es importante prestar atención a sus hábitos. Por ejemplo, si notas que se chupa el dedo de forma habitual o si ha usado el chupete de manera prolongada, es importante acudir a un profesional para que valore la posibilidad de padecer un problema de mordida. Lo más importante en estos casos es detectar el problema en edades tempranas para poder reeducar la posición de la lengua y poder corregir la mordida abierta.

¿A qué edad debes llevar a tu hijo al ortodoncista?

Como normal general, la primera visita al ortodoncista debe realizarse a los 6 años. Sin embargo, en el caso de que notes que tu hijo tiene un problema de desarrollo facial o de crecimiento óseo, lo más adecuado es que realice la primera visita cuanto antes para evitar que el problema avance.

En cualquier caso, en Calvo de Mora contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia infantil que se encargará de prevenir, diagnosticar y tratar los problemas de salud bucodental de tus hijos.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Madrid. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, no olvides que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

https://www.clinicacalvodemora.es/