La implantología oral representa una excelente solución al problema de ausencia dental. De hecho, como ya te hemos contado en otras ocasiones, es la mejor opción, puesto que te permite recuperar la función fonética, estética y masticatoria de tu sonrisa.

Es importante apostar por profesionales altamente cualificados: solamente así te asegurarás un buen resultado. Sin embargo, en algunos casos se descuidan aspectos indispensables, produciendo diferentes problemas. ¿Cuáles son las consecuencias de un implante dental mal colocado? ¿Cuál es la mejor solución para este tipo de situaciones? ¡Descubre las respuestas en este post! 🤓

Consecuencias de un implante dental mal colocado

Como ya sabes, un implante dental es un elemento de titanio en forma de tornillo que se coloca en el hueso maxilar para sustituir a la raíz del diente natural ausente. Después, sobre él se coloca la prótesis, que funcionará como un diente natural, tanto a nivel estético como funcional.

No obstante, cuando se descuida la calidad del tratamiento, pueden surgir diferentes problemas como por ejemplo la inadecuada colocación del implante. Algunas de las consecuencias de un implante dental mal colocado son:

  • Problemas estéticos: cuando un implante dental está colocado en una posición inadecuada, puede alterar la armonía y simetría de las piezas dentales, generando un resultado antiestético en la sonrisa del paciente.
  • Fractura del implante: otra de las consecuencias de un implante mal colocado es su rotura, así como la de las raíces de los dientes naturales vecinos.
  • Daños nasales: si el implante se coloca en el maxilar superior de forma incorrecta, también se pueden producir diferentes daños en las cavidades nasales.
  • Dolor: otro de los efectos de los implantes dentales mal colocados son las molestias que pueden llegar a ocasionar.
  • Falta de osteointegración: recuerda que cuando colocamos un implante dental, es necesario que se produzca el periodo de osteointegración. Es decir, que se una al hueso. Cuando no se coloca de forma óptima, puede que este proceso no llegue a producirse.

Entonces, ¿cuál es la mejor solución para un implante mal colocado?

Para poder responder a esta pregunta, es necesario estudiar y valorar detenidamente cada caso concreto. No obstante, en líneas generales, la mejor opción será proceder a la retirada del implante y, posteriormente, realizar nuevamente la intervención, planificando detalladamente el tratamiento.

En Calvo de Mora somos expertos en implantología dental, encargándonos de valorar tu situación y recomendarte la mejor opción en función de tus necesidades. Ten en cuenta que la tasa de éxito de nuestro tratamiento implantológico se encuentra en torno a un 99%.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Madrid. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo! 👋

https://www.clinicacalvodemora.es/