¿Sientes que tus párpados están caídos o que tu mirada tiene un aspecto de cansancio? Si te encuentras en alguna de estas situaciones, no te preocupes: hay solución. La cirugía de párpados es una excelente opción para resolver este tipo de casos. Por ello, si quieres conocer qué es, cuáles son sus riegos y cómo es el postoperatorio de la blefaroplastia, ¡no dejes de leer este post! 🤓

Recordamos, ¿qué es una blefaroplastia?

Aunque coloquialmente se conoce como cirugía de párpados, la blefaroplastia es una intervención quirúrgica mínimamente invasiva que se lleva a cabo para corregir imperfecciones estéticas referentes a la zona de la mirada.

Principalmente se clasifica en dos tipos:

  • Blefaroplastia superior: es aquella que se realiza en los párpados superiores para eliminar el exceso de piel y de grasa, disminuyendo la apariencia de envejecimiento y corrigiendo el problema de párpados caídos.
  • Blefaroplastia inferior: se lleva a cabo en los párpados inferiores a causa de un problema de bolsas, arrugas u ojeras demasiado marcadas.

Gracias a la blefaroplastia, el paciente consigue una mirada más luminosa, descansada y rejuvenecida.

¿Qué riesgos tiene la cirugía de párpados?

En cuanto a los riesgos que conlleva una cirugía de párpados, debes saber que es una intervención muy sencilla que se realiza de manera mínimamente invasiva, por lo que nuestra recomendación es que estés tranquilo y apuestes por un equipo de profesionales altamente cualificado.

No obstante, es cierto que en determinadas situaciones es una intervención que no está especialmente recomendada, como, por ejemplo, personas diabéticas, hipertensas, con problemas de cicatrización, con el sistema inmunitario débil o durante el embarazo, entre otros casos.

¿Cómo es la recuperación de una cirugía de párpados?

El postoperatorio será diferente en función del tipo de blefaroplastia llevada a cabo. No obstante, en líneas generales durará siete días y, en los casos más complejos, 15. Algunas de las recomendaciones que hay que tener en cuenta durante la recuperación son:

  • Mantener un mayor grado de reposo durante los 3 primeros días.
  • Aplicar frio local para minimizar la inflamación.
  • Lavar los ojos con suero fisiológico.
  • Proteger los ojos con gafas de sol.
  • No hacer deporte.
  • Tomar los medicamentos prescritos por el cirujano.
  • No fumar, tanto por salud general como por la posibilidad de aumentar el riesgo de infección tras una cirugía.

La piel que rodea los ojos es muy fina y sensible. Por ello, es esencial apostar por profesionales altamente cualificados. Si estás buscando una clínica de cirugía de párpados en Madrid, en Calvo de Mora contamos con un equipo de especialistas en estética facial que se encargará de valorar tu caso y recomendarte el tratamiento que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Madrid. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo! 👋

https://www.clinicacalvodemora.es/