Quizás podamos ser algo repetitivos, pero tener una boca protegida nos evitará no solo otras enfermedades bucodentales sino también enfermedades en el resto de nuestro cuerpo; sin embargo, en nuestro día a día, solemos tener algunos hábitos perjudiciales y que ni siquiera sabemos que con ellos estamos deteriorando nuestra salud bucodental, así que veamos algunos de ellos.

Morderse las uñas. Los que tenemos o hemos tenido esa manía sabemos muy bien lo difícil que puede llegar a ser evitar esta conducta sobre todo cuando estamos muy nerviosos o con algo de estrés, sin embargo, no somos conscientes de los millones de bacterias que estamos introduciendo en nuestro organismo además de perder toda la estética de nuestros dedos.

Picar entre horas. Aunque esta recomendación solemos escucharla cuando estamos a dieta, lo cierto es que comer entre horas lo único que hace a nuestra salud bucodental es empeorarla además de ganar algo de peso. Y es que los alimentos que solemos comer a estas horas suelen ser dulces y encima no tenemos el hábito de lavarnos los dientes si nos comemos un snack por ejemplo por lo que la cantidad de sarro y de bacterias que se acumulan son muchísimos. Así que como recomendación te aconsejamos no comer entre horas para mantener una dieta más equilibrada y no empeorar tu salud oral y la posible aparición de caries dentales por esta causa.

No cepillarse bien los dientes. Aunque ya hemos hablado de este tema en algunos artículos anteriores, volvemos a repetirlo: un buen cepillado dental debe durar al menos 3 minutos, no debemos apretar demasiado el cepillo contra los dientes puesto que lo único que estaremos haciendo es dañar el esmalte y debemos acompañar al cepillado con el hilo dental y el enjuague para que sea una limpieza completa.

Y qué decir tiene que alimentos como el café, el alcohol, el tabaco o las bebidas azucaras no le hacen ningún bien a nuestra boca por lo que en este caso lo mejor es dejarlo de lado.

Por último, una visita periódica cada 6 meses al especialista nos evitará muchos sustos en el futuro porque un especialista es capaz de diagnosticar cualquier principio de enfermedad bucal por lo que no dudes en venir a visitar a nuestros expertos en nuestras instalaciones de Madrid y poder tener la garantía de estar en manos de uno de los mejores equipos de profesionales maxilofaciales de toda España.