La nariz es uno de los componentes más visuales de nuestra cara, de ahí que cada vez se busque más tener una nariz acorde a la proporción del resto del rostro. Y es que esta parte puede tener una forma, tamaño o apariencia que afecten a la belleza del paciente, o es más, puede afectar incluso a su respiración y otro tipo de problemas funcionales. Por ello, esta cirugía de la nariz es la más utilizada en la actualidad tanto para mejorar su estética como para corregir cualquier problema respiratorio.

Por supuesto es un tipo de cirugía que requiere de una gran pericia por parte del cirujano en donde nuestro Doctor Jorge Calvo de Mora es un auténtico especialista. Gracias a su amplia experiencia, su extensa formación y su calidad humana, hace que someterse a este tipo de procedimientos médicos sea muy satisfactorio. Además el equipo médico que le rodea es de los mejores de todo Madrid ya que no podemos olvidar nunca que ante este tipo de cirugías se necesita además de una correcta intervención y modificación de las estructuras antómicas durante la operación, una cuidadosa evaluación preoperatoria y un apoyo durante la cirugía y el postoperatorio.

Ahora bien, ¿qué tipo de pacientes vienen a realizarse una rinoplastia? Según nuestra experiencia durante todos estos años, la mayoría de los casos estamos ante personas de tren 18 y 40 años de edad que en su amplia mayoría vienen por un motivo estrictamente estético y desean mejorar las proporciones de su nariz y por lo tanto embellecer su rostro, sin embargo, también nos encontramos con casos en los que existen problemas funcionales de respiración que es importante resolver porque su calidad de vida mejora notablemente tras la cirugía.

Para realizarlo le damos mucha importancia a obtener toda la información del paciente, tanto sus expectativas con la cirugía como su historia médico, dificultades que le acarré su nariz en su día a día, etc. De esta forma todo el equipo tiene una visión más cercana y puede realizar un diagnóstico más preciso ya que en algunos casos estamos ante malformaciones físicas que acarrean también problemas psicológicos y de autoestima.

Una vez analizados estos puntos, estaríamos ante la posibilidad de hacer dos tipos de rinoplastias, la cerrada en la qu se realizan las incisiones por dentro de los orificios nasales o abierta en la que se debe retirar la piel y todos los tejidos externos para poder realizar la intervención. También estaríamos ante una posible rinoplastia como hemos mencionado antes estética o funcional o bien, de disminución de tamaño o de aumento del mismo.

Así que si estás pensando en someterte a una rinoplastia, no dudes en consultar con uno de los mejores equipos médicos de Madrid.