Uno de los procedimientos para conseguir mejoras estéticas faciales es la cirugía ortognática que se trata de una cirugía estética del esqueleto maxilofacial.

En ocasiones pensamos que una parte de nuestra cara es diferente, que no está en armonía con el resto de nuestro rostro. Es frecuente que los pacientes acudan a nuestra consulta por un problema que ellos creen que existe en su cara, pero que no es en realidad lo más importante.

Por ejemplo, le echamos la culpa a nuestra nariz de un aspecto disarmónico o a nuestros dientes que hace que el conjunto de nuestra sonrisa o de nuestra cara no sea estético. En realidad, lo que puede suceder es que nos encontremos ante una nariz, o un mentón o una piel normales y que realmente estemos ante una alteración de la posición o de la localización de alguno de los huesos que la componen. Es entonces cuando la cirugía ortognática o cirugía estética del esqueleto facial tiene mucho que decir.

Las técnicas que se aplican en la cirugía estética del esqueleto maxilofacial han variado mucho los últimos años. Hace años, los pacientes tardaban en comer y en sentirse bien. Esto ha cambiado muchísimo. En ocasiones, incluso, no es necesario el uso de anestesia general en la cirugía ortognática.

En el diagnóstico nos ayudamos de los escáneres de CBCT de baja radiación que nos permiten una excelente calidad de imagen con mínima radiación y gran exactitud. Luego, mediante procedimientos informáticos, podemos diagnosticar y planificar cada caso hasta el milímetro.

Además, podemos planificar con este mismo software el tratamiento quirúrgico de la cirugía ortognática y operar virtualmente cada paciente antes de encontrarnos en la mesa de quirófano.

Todo ello redundará en el momento del tratamiento, en una mayor exactitud en nuestros movimientos óseos y en una cirugía cada vez menos traumática, recurriendo al uso de mínimas incisiones y del bisturí piezoeléctrico. Así, las partes blandas (la encía y la mucosa) se ven mucho menos traumatizadas, permitiendo una recuperación más rápida de los pacientes.

En el protocolo de la Clínica Calvo de Mora para la realización de una cirugía ortognática la hospitalización se suele limitar a 24 horas en los casos más complejos. Estamos en la vanguardia de los tratamientos quirúrgicos en cirugía ortognática siempre pensando en lo mejor para nuestros pacientes.