Tal y como hemos hablado en artículos anteriores, cada vez existen más pacientes que se someten a los tratamientos de ortodoncia para conseguir los resultados estéticos y funcionales que su sonrisa necesita, sin embargo, además de que pueden provocar algunas molestias durante las primeras semanas, es conveniente adaptar algunos hábitos diario mientras los llevemos puestos y que así ésta sea más efectiva.
Nos referimos por ejemplo al tipo de alimentos más recomendados como pueden ser:
  •  Purés ya que al ser triturados la masticación es mucho más suave.
  • Alimentos cocidos para ablandar los alimentos.
  • Pescados porque su textura es más fácil de tratar con la boca.
  • Verduras y legumbres.
  • Lácteos.
  • Frutas.

Es decir, conviene recurrir a alimentos tiernos y triturados que faciliten la masticación y no requieran de un gran esfuerzo de la musculatura de la mandíbula.

En el lado contrario, debemos evitar a toda costa cualquier alimento que sea duro o pegajoso, como por ejemplo, frutos secos, chicles, carnes fibrosas, caramelos, bocadillos, alimentos picantes… también los alimentos ácidos como el limón así como cualquier tipo de bebida azucarada o chocolate y bollería que tienen grandes dosis de azúcar y favorece la acumulación de placa bacteriana.

Y es que todos los que hemos llevado brackets sabemos perfectamente como la aparición de llagas pueden ser más recurrentes que nunca precisamente por la ingesta de determinados alimentos. De igual forma, algunos de éstos pueden provocar que se suelten los brackets como por ejemplo comerse una manzana a mordiscos.

brackets

Si tenemos en cuenta todos estos consejos, evitaremos problemas derivados de éstos aunque como decimos siempre, aunque a veces podamos resultar algo pesados, además del tipo de alimento que comemos, NUNCA podemos descuidar la higiene diaria y menos aún cuando estamos sometidos a un tratamiento de ortodoncia donde el resto de comida favorece más la acumulación de placa bacteriana.

Por ello no podemos olvidar una higiene completa compuesta por cepillado dental, uso de seda y enjuague dental unido a los cepillos interproximales que son específicos para eliminar cualquier resto en las zonas de más difícil acceso donde el cepillo normal no llega. Con ello estaremos evitando la futura aparición de caries y otras enfermedades periodontales.

En la Clínica Calvo de Mora llevamos años atendiendo a cientos de pacientes con tratamientos de ortodoncia por lo que siempre les damos todas estas recomendaciones para que el proceso siempre sea lo más óptimo posible y puedan conseguir los resultados deseados en el menor tiempo posible. Para ello contamos con un grupo de profesionales que ofrecen un trato totalmente personalizado y de confianza con la garantía de ser uno de los equipos médicos mejores especialistas en tratamientos de la cara y contar con las mejores instalaciones y materiales de alta calidad.