Dentro de nuestros tratamientos de odontología integral, realizamos cirugías periapicales. Sí, probablemente no hayáis oído hablar de este tratamiento a no ser que os hayáis sometido a él por una fractura o un conducto accesorio no detectado por ejemplo.

Y es que cuando un diente muere, a nivel interno tiene lugar un proceso infeccioso que se desplaza a través del conducto de la raíz al hueso circundante para lo cual se realiza la clásica endodoncia; sin embargo, ésta a veces no es suficiente para eliminar esta infección del hueso por lo que es cuando hay que realizar una apicectomía consistente en una pequeña intervención quirúrgica que elimina este proceso infeccioso.
Para ello, la misión del cirujano maxilofacial no es otra que la de localizar donde se encuentra la punta de la raíz y crear un conducto a través de la encía y el hueso para realizar la limpieza y obturación. Es un proceso ambulatorio que suele tardar entre 30 y 90 minutos aproximadamente con un proceso de recuperación muy rápido ya que tan sólo suele producir hinchazón para lo cual se recomiendan antiinflamatorios y antibióticos.
Con el paso del tiempo la encía va cicatrizando por sí sola sin que quede ninguna señal o cicatriz. Durante el postoperatorio se puede aplicar frío en la mejilla de forma intermitente, no se deben utilizar los dientes de ese área para masticar alimentos duros ni tampoco se deben realizar actividades demasiado bruscas. Es importante seguir todas las recomendaciones del Doctor Jorge Calvo de Mora para prevenir infecciones y cualquier complicación.
De esta forma, habremos conseguido nuestro objetivo: que los dientes se sujeten en su sitio gracias a sus raíces mediante las puntas de cada raíz que son las que reciben el nombre de ápice y que sirven como entrada de los nervios y los vasos sanguíneos hacia el diente.
Por lo tanto, con la apicectomía hay una probabilidad muy alta de salvar la pieza dental aunque en caso de ser ya demasiado tarde existen otras opciones como la extracción dental y su posterior reemplazo con un implante dental o una prótesis.

¡No te quedes con ninguna duda!