Los avances en el campo de la implantología dental han sido muchos y muy rápidos durante los últimos años, tanto es así que la tasa de éxito supera el 95% hasta 15 años después de su colocación. Sin embargo, hoy queremos abordar ese pequeño 5% restante que son casos minoritarios pero que se dan y podemos decir que en esos pacientes el tratamiento termina fracasando por causas diversas.

En la Clínica Calvo de Mora somos partidarios de aportar sólo por los materiales de máxima calidad y las técnicas más precisas para que la responsabilidad no caiga sobre el cirujano ni el implante, sino por factores externos. Entre éstos podemos destacar sobre todo algunos malos hábitos de los pacientes como la falta de una correcta higiene bucal, el tabaquismo, enfermedades de las encías… que, inevitablemente influyen en posibles problemas futuros del implante dental. No obstante, vamos a centrarnos de forma detallada en las posibles causas del fracaso de un implante dental.

  • En primer lugar, un tratamiento inadecuado, ya que si se coloca mal, no se identifica alguna enfermedad bucal del paciente o el material no es el adecuado, pueden darse problemas que repercuten directamente en la vida útil del implante.
  • Las complicaciones postoperatorias a veces producen infecciones bacterianas que provocan que el implante pueda adaptarse correctamente al hueso.
  • Una mala técnica quirúrgica.
  • Fallos porque el patrón oclusal afecta a la supervivencia de las piezas.
  • Hábitos del paciente como el bruxismo que también perjudican al implante.
  • Conductas inadecuadas como la falta de higiene bucal que puede dar lugar a enfermedades periodontales y consecuentemente a la pérdida del implante dental. Y es que las patologías de las encías se trasladan rápidamente al área del tejido de alrededor del implante provocando la denominada periimplantitis.
  • Hábitos nocivos como el tabaco, un consumo excesivo de azúcares o el alcohol impactan también sobre la pieza del implante.

implantes-dentales-factores-fracaso

En estos casos se debe proceder a abordar un nuevo tratamiento con técnicas de regeneración ósea guiada con el fin de que se formen el hueso y el tejido necesario para soportar el implante. Por todas estas razones, es de vital importancia seguir todas las recomendaciones del cirujano maxilofacial además de elegir sólo a los mejores profesionales que aseguren los mejores resultados y una tasa de satisfacción elevada ya que si fracasa un implante que no sea por la técnica, el material o el profesional que lo ha realizado.

En la Clínica Calvo de Mora somos especialistas en implantología dental, por ello con nuestra elevada experiencia y el testimonio de cientos de pacientes, te invitamos a que vengas a visitar nuestras instalaciones.