¿Quién no ha tenido nunca un dolor de muelas? Esta molestia es una de las mas frecuentes de la zona facial y que como la mayoría de vosotros sabréis,  se caracteriza por un dolor intenso y punzante que suele ser la respuesta a determinados estímulos como la ingesta de alimentos dulces, calientos o muy fríos.

Es importante que al mínimo síntoma, un especialista pueda realizar un diagnóstico preciso y determinar el tratamiento más adecuado y evitar patologías más graves. Sin embargo, las causas más comunes de este dolor son:

  • Caries dental: Es la patología más frecuente de todas en la que se va descomponiendo la parte exterior de algunas piezas dentales y se daña el esmalte. El problema es que si no se acude a un odontólogo profesional, ésta va avanzando y extendiéndose y provocando cada vez más dolor en el paciente.
  • Pulpitis: Consiste en la inflamación de la pulpa interior del diente que hace que los tejidos colindantes presionen la zona y termine en un dolor leve o extremo.
  • Absceso: Es la acumulación de tejidos infectads por bacterias que suele ser el resultado de una caries no tratada, un golpe o la rotura de una pieza dental. Y como suele ser normal, la infección conlleva consigo el dolor por lo que se recomienda tratarse lo antes posible no sólo para aliviar esa molestia sino para evitar que la infección se propague desde la raíz del diente.
  • Fractura: Con el paso del tiempo, las piezas dentales se van debilitando progresivamente por lo que la dentición puede llegar hasta el extremo de fracturarse y tener una pieza dental agrietada que puede inducir en un intenso dolor sobre todo al masticar así como una alta sensibilidad a los alimentos fríos y caliente.
  • Dientes impactados: Estos dientes salen de la encía permaneciando clavados en el tejido de las encías o en el hueso por lo que el dolor suele estar muy presente en estos casos. El ejemplo más claro lo tenemos con las muelas del juicio que son las últimas piezas que erupcionan y provocan ese temido dolor bucal.

Como vemos, la razón por la que nos pueden doler las muelas son variadas así como su intensidad; no obstante, es recomendable evitar cualquiera de estas molestas situaciones que pueden conllevar en el desarrollo de enfermedades más graves y pueden perjudicar nuestras rutinas diarias. En este sentido, nuestro equipo de profesionales médicos están a vuestra disposición para realizar cualquier revisión rutinaria en la que evitaremos el desarrollo de patologías más graves o tratamientos más completos como la endodoncia o la exodoncia por no haber tratado a tiempo los primeros síntomas de dolor.

Nuestro experto cirujano maxilofacial, el Doctor Jorge Calvo de Mora y su equipo de expertos os espera en sus instalaciones de última tecnología para detectar a tiempo cualquier anomalía, establecer un diagnóstico y un tratamiento adaptado a vuestras necesidades.