¿Has oído hablar de la sonrisa gingival? Se trata de un problema estético que puede afear tu sonrisa. Cuando sonreímos lo deseable es que nuestros labios queden alineados con la base de los dientes, sin que apenas se vea la encía. Si esto no ocurre y se muestra demasiada encía al sonreír, se habla de sonrisa gingival o sonrisa gomosa.

La sonrisa gingival no es en realidad un problema de salud (no aumenta el riesgo de ninguna enfermedad periodontal), pero si estético, haciendo que en casos extremos el paciente sufra una pérdida de autoestima y evite sonreír.

Sonrisa gingival: causas

Hay varias causas posibles de la sonrisa gingival, incluyendo:

Una cantidad excesiva de tejido gingival (encía) en la mandíbula superior puede ser resultado de la erupción anormal de los dientes. Los dientes cubiertos por demasiada encía parecen cortos, a pesar de que en realidad pueden ser de la longitud adecuada. La mala higiene dental puede provocar la inflamación de las encías.

El desgaste excesivo de los dientes también puede causar cambios en la relación de la encía con los dientes. Esto puede causar lo que se conoce como erupción compensatoria, en la que los dientes en realidad entran en erupción (avanzan hacia los dientes antagonistas) muy lentamente para compensar el desgaste.

El músculo que controla el movimiento del labio superior podría ser hiperactivos, causando que el labio superior se levante más de lo normal. Cuando esto ocurre, las encías quedan expuestas al sonreír.

La forma en la que el hueso de la mandíbula superior crece y se desarrolla podría provocar la aparición de una sonrisa gingival. Por ejemplo, si se tiene un maxilar superior demasiado prominente.

Sonrisa gingival: soluciones

Las soluciones óptimas a la sonrisa gingival varían en función de las causas del problema.

Cuando los dientes superiores parecen demasiado cortos, la cirugía plástica periodontal puede eliminar el exceso de tejido y alargar los dientes para corregir una sonrisa gingival.

Si el maxilar superior es muy largo para el labio que lo cubre (lo que también causa problemas en la mordida), la solución pasa por la cirugía ortognática que lleve el maxilar superior hacía arriba.

En algunos casos, la sonrisa gingival puede desaparecer con una simple ortodoncia.

En Clínica Calvo de Mora somos especialistas en el tratamiento de la sonrisa gingival. Con una sencilla intervención corregiremos el exceso de encía ayudándote a conseguir la sonrisa que siempre has deseado. Llama al 91 435 82 71 e infórmate.