Una de las preguntas y de los miedos más frecuentes es el dolor a los distintos procedimientos en la clínica odontológica y maxilofacial. Pero ¿duelen los implantes dentales?

Podemos diferenciar varias etapas

  • La fase quirúrgica: es la primera etapa, en la que colocamos los implantes dentales; este procedimiento se realiza mediante anestesia local, en ocasiones incluso con sedación consciente, y como todo procedimiento odontológico -quirúrgico no tiene por qué doler.
  • El posoperatorio inmediato: la discreta molestia que puede aparecer es controlada mediante los analgésicos y antiinflamatorios que de manera rutinaria prescribimos en nuestra clínica. Posteriormente, el tratamiento antibiótico evita que pueda aparecer una infección al ser la boca un medio séptico y entrar en contacto con la saliva los implantes dentales.
  • Periodo de integración: a partir de ese momento, los implantes ya en boca y dentro del hueso no molestan. Al cabo de tres meses aproximadamente una vez que el implante sea osteointegrado perfectamente dentro del hueso, existe una íntima unión entre este el implante y el hueso. No hay movilidad alguna ni duelen los implantes dentales colocados.

 

  • En la fase protésica:
    • Al principio solemos quitar un reborde de encía para acceder de nuevo al implante, si es que no hemos colocado en la primera fase un pilar de cicatrización. En esta fase tampoco hay dolor!! de nuevo la anestesia local y la mínima incisión que realizamos evita cualquier molestia.
    • Durante las distintas fases de la toma de registros para la colocación de la corona sobre el implante tampoco existe dolor. Estamos recurriendo a la realización de escáneres Intraorales y de haz cónico para evitar incluso las tradicionales “medidas con silicona” que pueden producir molestias al paciente, arcadas y cierta variación en los ajustes.
    • Al terminar,  cuando esté colocada la corona sobre el implante se siente una mordida totalmente natural. En poco tiempo nos olvidamos que llevamos implantes dentales. No es por lo tanto frecuente que duelan una vez colocados.
  • Los implantes no pueden tener caries pero si se puede acumular sarro e infectarse en la zona de la encía. Por eso es tan importante acudir a las  revisiones periódicas, para evitar cualquier tipo de complicación. Si se mueve la corona sobre el implante dental la solución en el gabinete es muy rápida. Esto quiere decir que el tornillo que une la corona y el implante ha perdido sujeción…con volver apretarlo en la consulta, se soluciona el problema.

En resumidas cuentas, en todos los procedimientos que realizamos al colocar un implante dental no aparece el dolor como una de las complicaciones importantes. No duelen los implantes dentales.

En la clínica Calvo de Mora te podemos asegurar que será para ti un procedimiento indoloro, cómodo y sorprendentemente rápido.