Muchos pacientes acuden a nosotros preocupados por la trascendencia de la decisión que toman a la hora de operarse. Los factores claves para decirse a operarse de una cirugía ortognática o estética dependen exclusivamente de él. Esta decisión nunca de ser tomada ni por los familiares y por amigos ni por terceras personas por muy bien intencionadas que sean.

Es muy importante analizar bien los pros y los contras de la intervención quirúrgica antes de operarse.

Según el Real decreto 1277/2003 del 10 de octubre se pueden diferenciar distintos procedimientos médico-quirúrgicos en nuestro campo:

  • Cirugía maxilofacial funcional: unidad asistencial en la que un médico especialista en cirugía oral y maxilofacial realiza la corrección quirúrgica de procesos congénitos, adquiridos, tumorales o involutivos que requieren reparación y reposición de estructuras que afectan a la forma y función del esqueleto maxilofacial.
  • Cirugía estética: unidad asistencial en la que un médico especialista en cirugía maxilofacial, cirugía plástica, estética y reparadora u otro especialista quirúrgico en el ámbito de sus respectivas especialidades, es responsable de realizar tratamientos quirúrgicos con finalidad de mejora estética corporal, facial o capilar.
  • Medicina estética: unidad asistencia en la que un médico responsable de realizar tratamientos no quirúrgicos con finalidad de mejora estética corporal o facial.

La especialidad de cirugía oral y maxilofacial es común en toda la Unión Europea. Es fácil consultar la lista de cirujanos maxilofaciales por medio de los colegios de médicos o de la propia sociedad española cirugía oral y maxilofacial (SECOM).

Debemos de contrastar la información sobre la intervención quirúrgica a la que nos vamos a someter, antes de operarse. Ventajas, riesgos, tipo anestesia, posoperatorio, centro donde se va a llevar a cabo, etc.

Por otro lado es fundamental una buena relación y entendimiento entre el médico y el paciente.

El paciente debe tener claros los resultados que van a conseguirse con el tratamiento al que se va a someter. Por otra parte los médicos, como profesionales, debemos avisar de antemano del procedimiento, el postoperatorio y las posibles complicaciones que pueden aparecer. Con todo ello conseguiremos tener claras las expectativas y las situaciones con las que nos vamos a encontrar tras la decisión que hemos tomado de operarnos.

En la clínica Calvo de Mora asesoramos a nuestros pacientes sobre todos los procedimientos quirúrgicos y facilitamos la información necesaria para que la tranquilidad sea lo que prime.

Dr. Jorge Calvo de Mora