En principio, el tratamiento que realizamos los cirujanos maxilofaciales y los odontólogos con implantes consta de dos fases claramente diferenciadas:

  • Fase quirúrgica: ésta se basa en la colocación de los implantes dentales dentro de los huesos maxilares del paciente. La cirugía propiamente dicha es muy rápida y precisa. Entre 10-15 minutos es lo que se tarda en colocar un implante unitario desde el inicio de la incisión mucosa hasta el cierre con puntos. En otras ocasiones, podemos recurrir a los denominados ‘implantes sin cirugía’, en la que no realizamos incisión sobre la mucosa y colocamos los implantes a través de ella. Tras la cirugía realizamos una revisión a los 7-10 días y posteriormente el paciente descansa durante dos o tres meses para que tenga lugar el denominado proceso de osteointegración.
  • Fase protética: en esta fase es cuando tomamos las medidas, confeccionamos la prótesis, la colocamos y comprobamos su perfecto asentamiento.

Implantes dentales, tiempos

El tiempo total de tratamiento de implantes dentales suele variar entre dos o tres meses.

En ocasiones colocamos la prótesis sobre los implantes al día siguiente de la cirugía. Esto se denomina ‘carga inmediata’. Es fundamental que durante cuatro semanas la prótesis que hayamos colocado no sea removida. Es en esta primera etapa cuando ocurren las primeras fases de osteointegración. En el momento en el que colocamos la prótesis definitiva sobre el implante decimos que este recibe ‘carga funcional’.

La técnica de carga inmediata la podemos realizar sobre un solo diente o en toda la boca.

En este último caso, suele tratarse de pacientes con pocos dientes remanentes y en mal estado de salud. En el mismo procedimiento quirúrgico se extraen los dientes, se colocan los implantes y unas prótesis provisionales fijas, generalmente atornilladas, sobre los implantes. Todo ello en la misma sesión en nuestra clínica. La prótesis definitiva se coloca a los cinco-seis meses.

En la literatura se ha demostrado que el riesgo de fracaso en carga inmediata es prácticamente el mismo que si posponemos nuestro tratamiento protésico definitivo a los tres meses.

Esta técnica, no obstante, debe realizarse en pacientes que cumplan una serie de condiciones mínimas y en aquellos en los que la reposición de dientes y la estética facial y dental sean prioritarios.

En la clínica Calvo de Mora conocemos estas técnicas para el tratamiento de implantes dentales y se las ofrecemos a nuestros pacientes. Consulte su caso con nosotros.

Dr. Jorge Calvo de Mora