El término de sonrisa gingival hace referencia al hecho de que cuando sonreímos se muestra una parte muy llamativa de las encías. Cuando esto ocurre hablamos de sonrisa gingival.

Dependiendo de su gravedad y de la repercusión estética que esta patología tenga para el paciente, se puede recomendar un tratamiento u otro.

Es por lo tanto fundamental, como siempre en medicina, realizar un diagnóstico adecuado y personalizado. El tratamiento de la sonrisa gingival supone una gran mejora de la estética dental y facial.

Causas de la sonrisa gingival

La causa más frecuente de la sonrisa gingival es la exposición dental insuficiente como consecuencia de una mala erupción dental y quedando por lo tanto parte de la corona cubierta por la encía. En estas ocasiones realizamos un alargamiento coronario, y si la estética dental lo requiere, colocación de carillas dentales de porcelana. Este tratamiento es sencillo: requiere una pequeña intervención quirúrgica eliminando el exceso de encía e ir posicionando el reborde mucogingival en su posición correcta. Se debe previamente anestesiar toda la zona del maxilar superior y localizar la denominada línea amelo-cementaria mediante sondaje periodontal.

Desde el punto de vista técnico es muy importante tener en cuenta la denominada anchura biológica, que es el espacio que necesita el tejido colectivo y el epitelio para posicionarse correctamente. En el tratamiento de la sonrisa gingival también es importante tener en cuenta el biotipo gingival de cada paciente.

Si la estética que se consigue con la cirugía sigue sin ser la adecuada, podemos recurrir a la colocación de carillas de porcelana. Este es un mundo muy complejo que está en continuo desarrollo hoy en día.

Con las carillas de porcelana el resultado estético está garantizado.

En otras ocasiones el origen de la sonrisa gingival puede ser esquelético. Esto es debido a un aumento de la altura del maxilar superior. Es entonces cuando el paciente puede beneficiarse de un tratamiento quirúrgico (cirugía ortognática), que evite y solucione este problema tan antiestético.

En otros casos puede tratarse de un labio excesivamente corto que no llegue a su posición más natural.

En cualquiera de estas situaciones en la Clínica Calvo de Mora estamos capacitados para proponerle el tratamiento más adecuado y solucionar su problema, sea cual sea la causa de su sonrisa gingival.

Pida información sin compromiso.

Dr. Jorgc Calvo de Mora